sábado, 21 de noviembre de 2009

CONCLUSIÓN FINAL: Carta abierta




Como a veces les ocurre a las personas religiosas, yo también tuve mi crisis de fe, en mi caso, profesional. Fue poco antes de emprender este viaje. La rutina laboral, la falta de ilusión y motivación, unidos a los sinsabores de la vida, me absorvían la energía, bajándome el ánimo hasta casi paralizarme. Dudé muchas veces de mi capacidad para comunicar, analizar y transmitir información. Me sentía superada por las circunstancias y el entorno. Y el temor de no estar a la altura de un proyecto de esta embergadura o no aprovechar esta oportunidad única que se me presentaba, llegaron a bloquearme y generarme cierta angustia.

Unos días antes de nuestra partida, Estrella y Juan intentaron animarme asegurándome que, sobre el terreno, la inspiración llega por si sola. Yo envidiaba su optimismo y temía defraudarlos, a ellos y al resto de compañeros y amigos. Me consolaba que Chus ( a la que apenas conocía), me pareció desde el primer momento, una chica alegre, valiente y muy preparada.

Ahora que emprendemos el viaje de regreso a casa sólo puedo decir que tenían razón. No se si he logrado transmitir con suficiente nitidez la realidad que hemos conocido en Centroamérica. Es inevitable sentir que dejas muchas cosas en el tintero, porque los proyectos son demasiado amplios como para poder abarcarlos en una visita de un día. Pero lo que si puedo asegurar es que he recuperado la vocación por el periodismo, con el sabor dulce y amargo que tiene esta profesión.

Ha sido una experiencia intensa, agotadora por momentos, dura emocionalmente; pero a la vez muy gratificante y enriquecedora. La capacidad y voluntad de superación de todas y cada una de las personas que hemos conocido me han ayudado a reencontrarme cuando más perdida me sentía.

Gracias Juan, gracias Estrella, gracias a todos.

Loreto

"Recibimos más ayuda de fuera que dentro de nuestro propio país"



Fotografía: Chus Álvarez

Texto: Loreto Costa. Retalhuleu. Guatemala.- En la comunidad La Verde viven unas 150 familias (alrededor de 775 personas). En una sola casa cohabitan hasta 16. Viven de lo que cosechan, fundamentalmente frijol, maíz y ajonjolín (sésamo). Como cualquier comunidad indígena, la gente es muy amable, cariñosa y hospitalaria, pero también muy ceremoniosa. Así que, antes de que podamos hablar con ellos, hay que seguir la tradición y escuchar la reflexión del nawal del día. Hoy es el número 8, el nawal aj, que versa sobre la familia, el hogar y la mujer.
Después de presentarnos uno a uno (nosotras incluidas) y agradecernos la visita, procedieron a contarnos su historia, remontándose a su llegada a Retalhuleu en el 2000, procedentes del Altiplano.

Nos explicaron que negociaron el arrendamiento de las tierras que ahora habitan para conseguir un sustento para sus hijos.

Siguiendo los Acuerdos de Paz, el gobierno anterior les dió una parte del dinero para comprar las tierras, 19.000 quetzales a cada uno. Lo que ellos consideraban un donativo resultó ser una deuda. Destinaron 15.500 quetzales a pagar la primera cuota de la hipoteca, que ascendía a 45.000 Q, por lo que les quedó una deuda de 30.000 Q per cápita. En un principio el acuerdo era que debían devolver el dinero al gobierno, pero este transfirió la deuda al Fondo de Tierras que, a su vez, se la vendió a los bancos.

Esta situación se vio agravada por la falta de recursos productivos, lo que cultivan sólo les permite una economía de subsistencia.
"No tenemos dinero, ni manera de conseguirlo a pesar de trabajar todo el día, no tenemos ayuda del gobierno, que además nos tiene marginados. Nos sentimos estafados y desamparados por los poderes públicos. Menos mal que tenemos el apoyo de las ONG y de Galicia, de donde vienen ustedes. De lo contrario no sé como sobreviviríamos", se lamenta Timoteo, uno de los líderes de la comunidad.
El Programa de Cooperación Galega va a introducir la ganadería en poblaciones como esta, dentro del proyecto de soberanía alimentaria. Se les donarán vacas y se les capacitará para que sepan cuidarlas, con fines de autoconsumo y venta. Esto les permitirá tener leche, fabricar quesos y les proporcionará carne, tanto para mejorar su dieta como para generar una fuente económica alternativa a la agricultura."Con el programa no vamos a salir totalmente de la pobreza, pero vamos a mejorar nuestra calidad de vida", es la reflexión final de Timoteo.

En la siguiente entrevista, Juan Carlos Contreras, coordinador de CEIBA(Asociación para la promoción y el desarrollo de la comunidad), profundiza en todos estos aspectos que acabamos de resumir.

Alerta en las ondas


Fotografía: Chus Álvarez

Loreto Costa. Retalhuleu.Guatemala.- Por nuestra profesión, uno de los proyectos que nos ha provocado mayor curiosidad es el sistema de radio como parte de un sistema de Alerta Temprana.
La radio conecta a las diferentes comunidades del Programa Oxlajuj Tz'ikin entre si, con las municipalidades y los bomberos voluntarios, para atender casos de emergencia y coordinar el apoyo para el abastecimiento de víveres y agua, fundamentalmente.

Consiste en una pequeña emisora, ubicada en el interior de una de las viviendas de la aldea para que sea accesible las 24 horas del día. Rigoberto es el responsable de la estación de radio de la comunidad La Verde y se turna con su mujer para que no quede desatendida. Durante nuestra visita nos hizo una demostración de su funcionamiento, durante la cual, pudimos saludar a la comunidad de San Miguel Las Pilas.

Estas comunidades están muy expuestas a desastres de todo tipo. Los principales riesgos son los incendios y las inundaciones. Las más graves hasta el momento tuvieron lugar en 2005 como consecuencia del paso del huracán Stan, aunque no es necesario que llueva demasiado para que las poblaciones se queden aisladas.

Candelario Girón, coordinador de CPDL (Colectivo Poder y Desarrollo Local) en el área de Champerico-Retalhuleu nos comenta un poco más sobre el funcionamiento de este sistema en el siguiente video.

video

El motor que puede transformar la realidad





Fotografía: Chus Álvarez

Loreto Costa. Retalhuleu. Guatemala.- La educación es vital para el desarrollo de cualquier sociedad. Es la base sobre la que construir cualquier proyecto de futuro, y así está recogido en el Programa de Desarrollo Integral Oxlajuj Tz'ikin.
El primer paso para que esto funcione es que la gente asimile su importancia, y al hablar con personas como Enrique Chuta, coordinador del proyecto de mejora de la calidad educativa, no cabe duda. "La educación es el motor que va a transformar la realidad y a cambiar el círculo vicioso de la pobreza", nos comentó durante la visita a la comunidad de María del Mar.

Los niños van al colegio de siete a una y después tienen que ir a trabajar, para ayudar a sus familias. Hemos podido comprobar que asumen responsabilidades desde muy pequeños, realizando tareas agrícolas y ganaderas.

El día de la visita oficial de los responsables de Cooperación Galega de la Xunta estuvimos en una escuela, a la que asisten por turnos 591 alumnos (65% niñas). Nos quedamos muy impresionadas, no solo por la cifra, sino especialmente por el recinto al que llamaban escuela. No se trataba ni de un local, casa o construcción similar. Eran cuatro tablas levantadas sobre el propio terreno de tierra, con un tejadillo para cubrirse del sol. Se parecía más a un corral para el ganado que a un lugar destinado al estudio. Los alumnos estaban sentados sobre pequeños taburetes siguiendo el rectángulo que formaban las "paredes". Aunque ya podíamos imaginarlo al ver la situación, Loida, una de las profesoras, nos confirmó que cuando llueve el barro les cubre los tobillos.

Según nos contaron, existe el compromiso de la Municipalidad o de la Gobernación regional de construir una edificación para ubicar la escuela. Esperemos que esta promesa, como muchas otras que les han hecho en el pasado, no se pierda en el camino.

Cooperación Galega visita un proyecto que mejorará las condiciones de vida de la población indígena




Fotografía: Chus Álvarez

Loreto Costa, Retalhuleu (Guatemala).- Guatemala es uno de los 17 países prioritarios de la Cooperación Galega, y también fue un punto y final del viaje por Centroamérica del Director Xeral de Relacións Externas y con la UE de la Xunta de Galicia, Jesús Gamallo y la Subdirectora Xeral de Cooperación Exterior, Pilar Romero. Allí conocieron, de primera mano, los avances del programa de Desarrollo Integral Oxlajuj Tz'ikin Champerico-Retalhuleu, uno de los dos programas de cooperación directa que realiza a Xunta de Galicia.

La ejecución se desarrollará en cuatro años (2008-2011). Los beneficiarios directos son 20.000 personas de 18 comunidades indígenas de los municipios de Champerico y Retalhuleu, en el Departamento de Retalhuleu (en la costa sur de Guatemala).
Tras ser recibidos por las autoridades locales, los representantes de la Xunta de Galicia visitaron distintas comunidades, donde pudieron comprobar como se trabaja en diferentes sectores y con distintas ONGD, en temas relacionados con la habitabilidad básica, desarrollo productivo, fortalecimiento institucional, fortalecimiento comunitario, gestión de riesgos y prevención de desastres y salúd y educación.

Este último aspecto fue destacado por el Director Xeral de Relacións Exteriores, Jesús Gamallo, ya que “es el motor que va transformar la realidad de estas comunidades. La educación es de vital importancia para el gobierno gallego, porque es la base del desarrollo económico y la mejora de las condiciones de vida de la población. Por eso también es preciso impulsar la capacitación del profesorado y mejorar la calidad de la educación de los alumnos, porque en sus manos está el futuro de la colectividad”.

Además de visitar una escuela, Jesús Gamallo y Pilar Romero también conocieron otros proyectos como una planta de fabricación de block, una casa de salúd o un sistema de radio, que comunica las diferentes comunidades del programa, empleado como medio de alerta temprana ante casos de emergencias.

Durante la reuión cn los representantes de las 18 comunidades indígenas participantes en el Programa, la Subdirectora Xeral de Cooperación Exterior, Pilar Romero, resaltó que “aúnque la Xunta de Galicia tuvo la iniciativa, esta no se podría llevar a cabo sin el esfuerzo de todas las organizaciones colaboradoras y, sobre todo, sin la implicación de los beneficiarios”. Y les animó a ser los protagonistas de su propio desarrollo.

Por su parte, el Director Xeral de Relacións Exteriores, Jesús Gamallo, manifestó que a pesar de las dificultades que tiene la Cooperación Gallega, “merece la pena el esfuerzo presupuestario en beneficio de las personas que realmente lo necesitan, cuando se comprueba desde el terreno lo bien que están funcionando las sinergias, el consenso y la unión de las voluntades en la misma dirección de toda las instituciones y ONGD que ejecutan el programa”.

Además, Gamallo subrayó el compromiso del Gobierno de la Xunta de Galicia por el respeto y la potenciación de la Cultura Maya, de la que “tenemos mucho que aprender sobre solidaridad, desarrollo comunitario, valor y respeto por la cultura propia. Guatemala seguirá siendo un país prioritario y continuará contando con la solidaridad del pueblo gallego.”

Los máximos representantes de la Cooperación Galega recibieron una calurosa acogida y reconocimiento en todas las comunidades que visitaron por el trabajo, el apoyo y la inversión que realiza la Xunta de Galicia en beneficio de la mejora de vida de sus habitantes. Y el municipio de Champerico les nombró huéspedes distinguidos, además de hacerles entrega de las llaves de la Ciudad.

Mediante un acuerdo marco de colaboración, en el Programa de Desarrollo Integral Oxlajuj Tz'ikin Champerico – Retalhuleu participan la Municipalidades locales, 5 ONGD gallegas y sus contrapartes, la Fundación Iniciativa Civil para a Democracia (INCIDE) y la Asociación Maya Oxib'Noj (AMON).

También, otras instituciones han querido arropar los proyectos mencionados en el país centroamérica como la Fundación Axencia Humanitaria de Galicia (FAHG) y la Diputación de A Coruña.

Oxlajuj Tz'ikin



Fotografía: Chus Álvarez

Loreto Costa. Retalhuleu. Guatemala.- Oxlajuj Tz'ikin es el nombre del amplísimo y ambicioso Programa de Desarrollo Integral que la Xunta de Galicia está llevando a cabo en Guatemala. Su traducción del maya al español sería algo así como Día de la Fortuna.

Entre las tradiciones del pueblo maya se encuentra la de aplicar una reflexión a cada día del año y ninguna ceremonia o acto público puede comenzar sin que se realice la explicación de la reflexión correspondiente. Le llaman Nawal y este es el que corresponde al día 13, en el que se creó el Programa.

Los beneficiarios directos del programa son 20.000 personas de 18 comunidades indígenas de dos municipios, Champerico y Retalhueu, en la costa sur de Guatemala.
Cinco ONGD gallegas con sus contrapartes guatemaltecas e instituciones locales trabajan en su ejecución, en sectores tan diversos como: salud y educación, desarrollo productivo, fortalecimiento institucional y comunitario, habitabilidad básica y gestión de riesgos y prevención de desastres.

Profundizar en cualquiera de estos componentes es inabarcable desde este blog pero, por poner un ejemplo, citaremos la construcción de 8 casas de salud. Supondrán una gran mejora para las comunidades, especialmente como atención primaria. Tendrán dos salas, una para pasar consulta y otra para "ingresar" a los pacientes más graves (dos personas como máximo). Además, justo al lado habrá un pequeño huerto o vivero de plantas medicinales para paliar la falta y/o dependencia de los fármacos. Dentro del programa también se incluye la capacitación de personal médico como comadronas o la formación de los beneficiarios para evitar enfermedades o cualquier práctica que suponga riesgos para la salud.

Hasta ahora la población de estas comunidades no acudía al médico con regularidad, tan sólo en casos graves, debido a la falta de medios de transporte para desplazarse. Según nos comentaron los propios beneficiarios, las principales enfermedades que padecen son problemas respiratorios, diarreas y vómitos (por beber agua no potable), dengue y problemas de nutricionales (debido a que su dieta se basa casi exclusivamente en frijol y maiz). Tampoco tienen asistencia durante el embarazo ni en el parto,como nos cuenta Tomasa, quien parió a sus doce hijos en casa. Afortunadamente, todos nacieron bien.



Pobreza extrema






Fotografía: Chus Álvarez

Loreto Costa. Retalhuleu (Guatemala).-Guatemala es el país más poblado de Centroamérica y el segundo latinoamericano con mayor población indígena (más del 40% es de origen precolombino), con 22 comunidades étnico-lingüísticas de origen maya diferentes.
Pero esta diversidad va unida a una significativa desigualdad social y a una situación grave de discriminación y racismo.

El 75% de la población indígena, vive en la pobreza y el 40% en la extrema pobreza. Una situación que se concentra especialmente es las zonas rurales y en las mujeres. Como dice una canción que escuchamos durante el viaje "la mujer maya es tres veces discriminada: por ser pobre, por ser maya y por ser mujer"
Juventina López es coordinadora del proyecto de fortalecimiento comunitario y nos explicó pormenorizadamente cuales son los problemas de las comunidades indígenas.

Esta realidad ayuda a entender en parte por qué Guatemala es el último país de Centroamérica en Desarrollo Humano, por detrás de países con menor renta per cápita como Honduras o Nicaragua y el penúltimo, antes que Haití, con respecto a todo el continente americano.

Los Acuerdos de Paz firmados en 1996, que pusieron fin a más de 30 años de conflicto civil armado, fueron un punto de partida y aún el referente para que las partes enfrentadas elaboraran un futuro integrador.

Pero, a pesar de los logros alcanzados en los últimos años, la democracia no se ha consolidado, los Derechos Humanos están en retroceso y la incidencia de la fuerte desestruccturación social erosiona las capacidades de los hombres y mujeres de este país. Guatemala no cuenta con un plan o estrategia a largo plazo para combatir la pobreza, la injusticia y la exclusión.